EL AMOR Y LA ANSIEDAD

Hola linduras, en primer lugar quiero hablarles de las relaciones en general y su correlación con la ansiedad, pues cuando estamos solteras mucho tiempo sentimos ansiedad porque no llega nadie para entablar una relación amorosa, vemos que nuestras amigas más cercanas se casan, que tienen hijos, se organizan y es aquí cuando empieza nuestra mente y nuestro ego a contarnos varias historias: “y que tal no llegue nadie…” “Y que tal llegues a la vejez sola…” “será que no soy lo suficientemente guapa, para gustarle a otra persona…” etc. Y está ansiedad muchas veces nos hace cometer errores, por ejemplo comparar nuestra vida con otras personas y sufrimos tanto que podemos caer en un hueco emocional bastante profundo.


El otro escenario, en el que me quiero enfocar hoy es, cuando conocemos a alguien que nos gusta, llega la ansiedad de no saber que mostrar o quien ser para gustarle al otro, la ansiedad de los chats no leídos, de los mensajes no dichos y de las preguntas no hechas; de no saber si tu le gustas lo suficiente, si te invitará a salir, de no saber que son, si aparecerá su ex y lo peor que puede pasarte es que después de la primera cita o después de algunas conversaciones el tipo “desaparezca” aparentemente sin ninguna razón y es aquí donde más incrementan nuestros niveles de ansiedad. Creo que por esta última situación hemos pasado todos, a mí me ha pasado que he comenzado a sentir una química por alguien y todo comienza a fluir, conversaciones por chat interesantes, pero de un momento a otro el tipo deja de escribir y desaparece.



Muchas de mis pacientes vienen a terapia porque sienten incertidumbre afectiva (-tengo un blog de este tema, te invito a leerlo-), consultan por la ansiedad que sienten cuando salen con alguien y estas personas desaparecen, pues comienzan a tener comportamientos demasiado ansiosos, como revisar las conversaciones una y otra vez para analizar si ellas dijeron algo que no debieron decirle a esa persona, chequear constantemente si esa persona está en línea o no lo está, se cuestionan un montón, como si el problema fuera de ellas y no de la otra persona, comienzan a justificarle sus ausencias, sus desapariciones repentinas, su falta de interés, etc.


Varias veces lo anterior sucede porque tenemos la tendencia a montarnos unas fantasías bien grandes en nuestra cabeza, conocemos a alguien que nos gusta y lo llevamos en nuestra mente “al país del nunca jamás”; país en el que cualquier pequeño detalle que confirme nuestra fantasía, es celebrado y cualquier acto que la desmienta, es justificado. Como que pasen varios días sin escribirte, sin responderte, sin aparecer; caemos en la trampa de pasar por alto esta señales que son actos que muestran que él o ella no nos va a dar lo que queremos; por ejemplo si te dice que no está preparado/a para una relación, piensas que cuando te conozca más, ya lo estará; si nunca tiene tiempo para una cita o verse contigo, lo entiendes perfectamente porque está súper ocupado/a. Y son esas justificaciones que hacen que muchas personas se sientan frustradas emocionalmente.


Ustedes saben, que siempre he pensado que las personas que atraemos son un reflejo de un área de nuestra vida que nos toca trabajar; pues Dios, la vida, el universo nos pone frente a situaciones que nos ayudarán a avanzar, siempre y cuando las entendamos. Es como un examen final; si lo superas, pasas al siguiente nivel; si no lo superas, te quedaras en ese curso y hasta que no lo apruebes, no tendrás experiencias amorosas distintas.


Hay un patrón que se repite en varias mujeres que conozco, solo conocen a hombres que no están disponibles; ya sea porque tienen pareja o porque no quieren una relación; si analizamos la historia de esta mujer podríamos encontrar que tuvo una relación pasada toxica o una ruptura demasiado complicada, y la paso tan mal que su mente terminó construyendo un mecanismo de defensa insano y hasta que no se trabaje, seguirá fijándose en personas que no están disponibles. Así que, en cierto modo, las personas que nos gustan (y que NO nos están ofreciendo lo que queremos) nos están mostrando aquello que necesitamos trabajar para poder seguir avanzando porque ponen el dedo en la llaga.


Realmente el problema es que, cuanto más tiempo te quedas en relaciones que no te están aportando lo que tú quieres y te mereces, más disminuye tu nivel de autoestima. Y cuando tu propia estima esta baja, tu tolerancia al “maltrato emocional” también lo está. Hace poco leí un post de Silvia Llop, en el que decía: “encontrar a alguien que te trate bien no es el objetivo, es el mínimo al que toda persona debería aspirar” me llamo la atención los comentarios de dicha publicación, varias mujeres escribieron que nunca se lo habían planteado, algunas escribían que este post les había quitado un peso de encima porque llevaban meses culpándose por haber dejado a un tipo que las trataba muy bien, pero que no les hacía sentir nada. Como dice ella: “que te trate bien es lo mínimo, si eso no ocurre, lo puedes mandar a la mierda…”


Para resolver tus problemas de ansiedad con respecto a porque no te escribe o no te llama, la respuesta es simple “aceptación” es llanamente porque no quiere o no le interesas lo suficiente. No te quedes atrapada en el arte de encontrar justificaciones para quedarte en una historia que claramente NO FUNCIONA. Pensamos que no vamos a encontrar a nadie mejor (si encontraremos a alguien mejor) recuerda que la mente crea lo que la mente cree.


Alguien me preguntó ¿Cómo sé cuándo debo alejarme de una persona?, mi respuesta es, eso depende de tus puntos negociables y no negociables. Estos puntos son esos mínimos que necesitas sí o sí para ser feliz en una relación. Por ejemplo tener una buena comunicación, sentir el interés del otro en ti, poder ser tu misma con esa persona, o por ejemplo estos puntos pueden estar relacionados con tus objetivos de vida, tu personalidad, -tal vez necesitar mucho cariño o mucho espacio-, con tu estilo de vida como viajar, hacer deporte, tus creencias y las cosas que necesitas en tu día a día que irán cambiando conforme a lo que avance la relación. Cuando estos puntos no se están cumpliendo, entonces hay que hablarlos y comunicárselos al otro, si se accede a una negociación a ceder los dos, a saber que es un gana-gana, a seguir construyendo, pues perfecto porque demuestra que son “un equipo”; pero si no accede a ese dialogo, a ceder o a construir, entonces puedes alejarte de esa persona o como dice Silvia mandarlo a la…


Por ultimo te quiero decir que no sea la ansiedad el problema de AMAR en su totalidad, porque todos merecemos un amor bonito, permítete habitar la ansiedad, permítete ser completamente, permítele al otro ser también; así sea confuso para ti, así no lo entiendas, recuerda que todo es perfecto tal y como es.

Te quiero mucho,

Angela R.

96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo