SANANDO EL DOLOR

Actualizado: 16 de nov de 2019


Olvidar no es sanar, sin perdón no podemos liberarnos


Cuando hablo de sanar el dolor, me refiero al lenguaje del alma, hay heridas que marcan demasiado nuestra vida, tanto que nos convertimos en personas amargadas, celosas e inseguras, por eso es importante revisar el origen de nuestras actitudes, puede ser, que vengan de las etiquetas que otros nos pusieron, de disimular que algo no nos hirió solo por no mostrarnos vulnerables, alguien nos engañó, etc. Pero también está muy relacionado con la forma en que superamos estás heridas, tal vez caemos en refugiarnos en el consumo de alcohol o drogas para olvidar o evades con rumba o amigos para no sentirte mal.


Pero el resultado de no trabajar en esas raíces es que nos volvemos personas celosas porque no queremos que nos vuelvan a ver la cara, caemos en las trampas del enojo y la depresión, hasta nos convertimos en personas que no saben amar y mucho menos recibir amor, nos falta confianza en nosotras mismas, tenemos baja auto-estima, falta de amor propio, con complejos de inferioridad, entre muchas otras.


Entonces ¿qué hacer para recuperarnos?, bella aquí te cuento; en primer lugar debemos reconocer, pues olvidar no es sanar, es importante perdonar ya que si no lo hacemos nos distanciamos de lo esencial de la vida, aprende a agradecer porque todo lo que pasa es para nuestro crecimiento personal, aprendamos a ser objetivos, sé que es un desafío porque a veces nos enganchamos en un evento ocurrido y lo convertimos en algo realmente trágico, para que se te facilite la objetividad, te puedes preguntar: ¿realmente lo que pienso frente a esta situación es 100% verídico o tal vez lo estoy exagerando?


Por último es indispensable tener un corazón dispuesto pues como lo dice el título sanar el dolor puede que no sea tan fácil pero si liberador, y da paz interior lo cual mejora nuestra calidad de vida, somos merecedoras de grandes cosas no lo olvides nunca.


Hoy aprovecho para agradecerte por leerme, mil gracias! porque abrirte mi corazón y mi experiencia no es tan fácil, pero ver como este blog ayuda a otras personas, me reafirma que este es mi propósito de vida, realmente me llena en el alma acompañarte y ser parte de tu sanidad, te quiero con todo mi ser y te envío un abrazo grande.


Con amor,

Angela R.

35 vistas

Recibe tu motivación semanal

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

Síguenos: @sanatuvida.co