¿INCERTIDUMBRE AFECTIVA?: CLARAMENTE NO ES AMOR