MERECES EL AMOR QUE TIENES

Hace poco leía en un blog de una cuenta que me encanta, la siguiente frase: “merecemos el amor que tenemos” y me pareció una cruda verdad.


Sí tú eres de las personas que creen que no valen, que gastas tu energía dando un montón de explicaciones (cuando no hiciste algo malo) porque tu pareja te reclama hasta el límite; o sí tú crees que el amor es sufrimiento, dolor y que tienes que estar de “cuidador(a)” de borracheras, aguantar infidelidades y peor aún, verte obligada/o a perdonar por la falsa creencia de “necesito a esa persona en mi vida”; o sí tú crees que no puedes tener tus propios planes (salir con amigos, rumba, viajes, etc) sin tu pareja porque “eso se ve mal” o porque “tu ser amado se va a sentir intranquilo/a”; o sí tú crees que te deben prohibir amistades porque “tu pareja confía en ti pero no en ese amigo o esa amiga…” entonces querid@ déjame decirte que si crees que todo lo anterior es lo que mereces “exactamente eso es lo que vas a recibir”.

Este blog tiene como objetivo compartirte lo que me ha pasado y cómo logré desengancharme y “tener un despertar” por así decirlo; así que, aquí te va:

Puede que sepas que mi vida amorosa no siempre ha sido linda, bella, tranquila y llena totalmente de amor, he vivido muchas experiencias en esta área: desde maltrato severo, infidelidades mutuas, hasta dependencias de todo tipo. En general, todo esto que viví es lo que me ha llevado al lugar en donde estoy; cada día me acerco más a la mujer que quiero ser y hoy te lo cuento para que todas las personas puedan darse cuenta que siempre existe otro camino.

“Todos tenemos un poder especial: la facultad de ELEGIR”

Og Mandino

Cada uno elige, y ese elegir tiene una relación directa con lo que tú puedas crear en correspondencia a lo que siempre soñaste. Si bien es cierto que cada relación ha sido mejor que la anterior, en muchas de mis relaciones pasadas acepté comportamientos que no eran negociables para mí porque “tenía miedo a perder a esa persona”

A mis 15 años tuve mi primera experiencia en el amor, sí, era una niña inmadura e inexperta claramente, el tipo me duplicaba la edad, y lo peor él era adicto, él siempre me repetía que para ser su novia debía de demostrarle más y más mi amor, (era insaciable, nunca nada era suficiente para él), prácticamente no podía ser yo misma, era como si no encajará, me prohibía amistades, eran peleas llenas de maltrato tanto verbal como físico, recuerdo que una amiga me preguntaba qué ¿por qué no lo dejaba?; pero yo había construido una barrera mental en la que me repetía “si lo quiero debo de aguantar y me victimizaba”; esto es falso… todo eso YO se lo permití, recuerda siempre esto: la gente no te hace, tú permites que te haga.

Luego de ello tuve una relación totalmente dependiente, pensé que era natural y romántico, y pasé a ser la “cuidadora del tipo”, me volví la mamá de una persona que NO es mi hijo. Y así fue como llegué a pensar que era mejor tener un novio dependiente que un novio adicto y maltratador. Pero esto realmente es una mentalidad conformista y este tipo de pensamientos los tenemos todo el tiempo; no solo con nuestra área afectiva, también somos conformistas con nuestro trabajo, nuestros proyectos nuestras relaciones en general. ¿Te has dado cuenta?

Bueno esta mentalidad conformista me duró hasta que conocí a mi coach y empecé mi proceso de sanidad interior, ella me dijo que habían cosas que para ella no eran negociables y que siempre dejaba las cosas claras al principio de una relación, me impresionó porque la mayoría de mujeres que yo había conocido hasta ese momento, eran mujeres sumisas, que seguían permitiendo cosas que aunque no estuvieran de acuerdo o no se sintieran tan cómodas, creían que el amor era AGUANTAR, y vuelvo y te lo repito eso NO es amor.

También me he dado cuenta que no solo caemos en conformismo, sino que también caemos en una ceguera opresora de las señales que nos comienza a dar la vida. Cariño, si son novios y tu pareja te maltrata (físicamente o verbalmente) te pregunto: ¿Cómo será el matrimonio?, ¿crees que va a mejorar porque están casados? Lindura creo en el cambio de las personas (soy psicóloga y lo creo), pero esas personas cambiarán sólo cuando ellas mismas decidan iniciar su proceso de sanidad, ni antes ni después. Es una decisión tan íntima que el rol que juegas en el cambio de tu pareja es casi NULO.

Todo lo anterior va a que si ya tienes señales o alertas de que tu pareja es maltratadora, adicta, posesiva, desconfiada, insegura, infiel, manipuladora…. ¡Sal ya de allí! NO LO MERECES. No necesitas más señales, tú corazón sabe que ya es suficiente, aunque tu mente te diga lo contrario (que te vas a quedar sol@, que no llegará nadie…) son bobadas que te dice la mente desde el miedo, yo sé que tu corazón sabe que mereces más, que mereces un amor tranquilo, un amor que te corresponda, un amor basado en el amor y no en el miedo.

La única manera de tener un amor lindo, sabroso, lleno de confianza es que abras espacio y dejes de estar con ese amor que es todo lo contrario (a lo que siempre has soñado). Si no sales de esa pareja tóxica, Dios y la vida no encontrarán el espacio para darte a la persona que sí es. Tu trabajo hoy es abrir espacio (estar en apertura a lo nuevo). Así te de miedo, así tu mente entre en pánico, así tú llores por un tiempo mientras te desapegas… Te digo algo… Vale la pena, estoy segura.

Recuerda: Dios y la vida te aman, así que dale la oportunidad a tu corazón de estar con un amor lleno de gozo, paz y felicidad. ¡Te lo mereces!

Te quiero,

Ángela R.

PD: Hace un tiempo escribí un blog que se llama Incertidumbre Afectiva: Claramente NO es amor, este blog habla de los ganchos afectivos, si quieres léelo para que te ayude a identificar cuáles son los tuyos. Te dejo el link:

https://www.sanatuvida.co/post/incertidumbre-afectiva-claramente-no-es-amor

168 vistas

Recibe tu motivación semanal

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

Síguenos: @sanatuvida.co